domingo, 23 de enero de 2011

La habitación de invitados Helen Garner


Autor: Helen Garner
Colección: Narrativa
Título original: THE SPARE ROOM

La amistad de dos mujeres al borde de la vejez y la enfermedad de una de ellas es el leiv motiv de una novela discreta, bien escrita y bien planteado el problema, pero que no da para mucho el argumento. NO obstante, hay momentos de diálogos bien constriudos, de denuncia social atemperada, de descripción de personajes bien dibujados.
Helen Garner escribe con un estilo muy limpio, sencillo y elegante, políticamente correcto, como sus personajes. La autora somete a las dos protagonistas a una prueba muy fuerte, Nicola tiene un cáncer terminal y su amiga Helen vive en Merbourne, donde Nicola ha encontrado una clínica de medicina alternativa que prometen curación del cáncer. Nicola se instala en casa de Helen durante el tratamiento. Helen se convierte en asistenta-enfermera-amiga de Nicola, cuya fe en la clínica le impide buscar ayuda en un centro de salud. Realmente lo que sucede es que Nicola no quiere ver su final, no quiere los cuidados paliativos porque sabe que eso es el final. Helen vive junta a su hija y a su nieto, tiene una vida apacible y sana, una especie de superviviente del 68.
La novela es muy intensa, no sé si alguien que haya vivido experiencias como la que se relata, puede tener sensaciones. Desde el punto de vista literario es un novela pulcra, bien constriuda, bien escrita, pero ya está.
Temas cruciales de la novela, además de la medicina altenativa y las estafas al respecto, son los límites de responsabilidad que tenemos con nuestros amigos y familiares en momentos difíciles y la duda sobre situación de cada uno en el mundo. Nicola hace balance de su vida, y siendo triunfadora, concluye que no ha hecho nada. Nuevamente aparece el problema de la identidad personal, la concepción que tenemos nosotros mismos y cómo creemos que nos ven. Un tema interesante en un moemnto de la vida de Nicola que está a punto de morir.