martes, 26 de abril de 2011

GILEAD Marilynne Robinson


Gilead es un pueblecito de Iowa donde reside la familia del reverendo John Ames. Éste, con un matrimonio tardío y una esposa entregada, escribe una carta a su hijo para que la lea después de muerto. En la carta repasa los acontecimientos más interesantes de la familia, y por ende, del pueblo. En esta declaración póstuma, el reverendo Ames revela a su hijo secretos de familia, hace un balance de su pasado y le explica algunos episodios no tan exitosos de la familia.
La novela tiene una estructura lineal con un ritmo marcadamente monótono. A mi modo ver bastante monótono. Las expectativas de lectura de las primeras páginas se van apagando a medida que avanzan los acontecimientos.
Muchas citas bíblicas, mucha moral de la América profunda, pero el total resulta algo aburrido, sin mayor interés. Se recrea el narrador, la escritora, en los aspectos líricos y morales de la vida de principios del siglo XX, postergando la acción y los diálogos.